Las extraordinarias cualidades personales, académicas y profesionales del MA. Fernando Puente, lo hicieron Ganador de la Medalla en el Grado Ciudad de Tarma, en el año 2006. Convencido de que para amar algo, hay que conocerlo primero, ha recorrido los Andes Centrales, a pie, a caballo y en el mejor de los casos, en burrito…Le han acompañado en diferentes ocasiones Christian Regalado y José Luis Orihuela, dos de los guías de turismo más reconocidos de la región. Su estancia en la Hacienda Santa Maria, de propiedad de Ernesto Bustamante y Delia Velarde Buraschi, le ha brindado siempre, un merecido y reparador descanso. La recarga de ideas y proyectos para esta heredad, cuna de Manuel A. Odría, José Gálvez Barrenechea, Adolfo Vienrich De la Canal, no se hizo esperar…

 

Compartir con él, es descubrir una cara diferente de Tarma, una forma muy peculiar de ver la realidad económica, social, política y turística de nuestra querida tierra- “Tarma, tiene todas las condiciones para salir adelante. La provincia es nuestra gran casa, solo tenemos que saber administrarla bien, y ser cautelosos con los que quieren entrar en ella. La educación y el trabajo son fundamentales, creo que la empresa privada puede aportar en ello, los proyectos de mayor tamaño deben ir acorde con los proyectos de las pequeñas empresas, deben favorecerse unos a otros. Recordemos que Odría, llamaba siempre a la Unión de los Tarmeños, es lo que debe primar. Es la única forma de alcanzar el progreso local y regional, como ejemplos a seguir en nuestra área de influencia”- Sus palabras son claras, precisas. Una persona fuerte, con carácter y personalidad, detrás de una mirada bonachona, no hace falta hacer mayor análisis. Es un hombre educado y respetuoso, inspira confianza cuando uno conversa con él-

 

Nació en Lima. Un joven que bordea los 29 años, lleno de ilusiones con ganas de dar lo mejor de si mismo. No vive como “Silvio en el Rosedal” del escritor Julio Ramón Ribeyro, sino en la calle Ignacio La Puente, en el “El Rosedal” de Miraflores. Aunque él se reafirma, al decirnos que en Miraflores ha encontrando desde siempre “Una tranquilidad absoluta para trabajar”. Fernando Puente, nos relata que ha visitado Tarma, cerca de veintiún veces. No obstante, los ensayos y artículos que ha publicado ya superan esta cifra. Ha publicado en medios nacionales e internacionales. Pero una de sus mayores satisfacciones, y del cual se siente orgulloso, radica como colaborador habitual de “La Voz de Tarma”. El escribe con la intención implícita de remover el corazón de los andes. “Envió mis artículos a este periódico porque considero que es emblemático. Fundado en 1911, perdura hasta la actualidad, y en sus archivos esta mucho de la historia de la ciudad, me siento muy a gusto, con ellos, espero llegar a los 50 escritos y publicar una recopilación de los mismos para distribuirlos en las escuelas y colegios”. Es sincero, se le nota que quiere a Tarma. Es difícil encontrar gente así, tan llena de ideas y con tanta creatividad, pero sobretodo, dueño de una sencillez única.

 

¿Nunca pensaste en desarrollar una carrera como antropólogo, escritor ó historiador?

No. Mira yo provengo de una familia muy heterogénea. En la casa, siempre hemos sido independientes, aunque nos marco la disciplina, siempre hubo tiempo para la tertulia, es algo innato. Felizmente, el árbol genealógico es muy variado y en el caso materno es amplísimo, podríamos encontrar no solo poetas, escritores, historiadores, pintores. También, héroes, patriotas que han defendido a la Nación, alcaldes de la ciudad, cónsules y hasta embajadores y presidentes. Yo me quedo con un tío boxeador, campeón nacional, que le daba duro a sus oponentes. En lo que se refiere a mi vocación de escribir que pienso esta ligada a la profesión que ejerzo. Se apoya en la investigación histórica, la genealogía y el turismo, y estas se pueden contar como las mejores herramientas que uno tiene. Estoy redactando un artículo para una página de España, acerca de Las Islas Galápagos-Ecuador. El título es -Patrimonio de la Humanidad: “Aperturas, Cambios y Adecuaciones del Archipiélago de Colon durante el Virreinato del Perú”, trata en sí, la parte histórica, poco conocida de las Islas, ya que estas pertenecieron al Perú por muchísimos años, y en los documentos de la época, se encuentra valiosa información, que puede ayudar construir una historia verdadera que complemente lo que hasta hoy conocíamos.

 

 ¿Los Puente, son escritores, están Doris Inés, Blas, aquí se conoce mucho de su obra?

 

Los Puente, son divertidos, alegres y trotamundos. El abuelo Blas, nos dejo algo que es muy cierto y que Castro de Zubiri escribe: “El amor es de madera vieja, de piedra de río; mejor suena cuanto más corre por cauce pleno, más grata es, más sabia la madera bruñida por el paso del tiempo..”. Creo que tardaría muchas horas, si te contara acerca de la familia, pero te puedo decir algunas cosas:

 

Doris Inés Puente, tía muy querida, hermana de mi padre, es una profesional en todo lo que hace. Además de ser una promotora cultural, reconocida en nuestro país; Es una guía constante en la familia. Critica y exigente, les ha transmitido a sus hijos y sobrinos una vitalidad encomiable. Imaginando, creando y planificando con resultados que han traspasado fronteras para su descendencia.

 

Blas Puente-Baldoceda, Phd. University of Texas, Austin, con Maestría en New York e iniciado en San Marcos. Enseñó también en Cornell University. Actualmente, es Catedrático en Northen Kentucky University, lleva el mismo nombre de mi abuelo. Lingüista y apasionado por Tarma, acaba de publicar “Historias de Shilico” El escribidor y otros cuentos.   

 

Fernando Puente, defiende sus ideas. En el camino ha logrado recoger el entusiasmo de la gente, y el cariño de la población local. Y aunque ha sido invitado a participar en política. Esta no le atrae aún del todo, prefiere contarle a los niños y a los jóvenes, su experiencia de vida. Acaba de recibir la invitación de una Universidad, para dictar una Conferencia sobre Turismo y Administración Hotelera. Le apasionan los contenidos de Calidad y Educación en Turismo, La Promoción y Marketing de Destinos Turísticos, La Gestión Municipal en Turismo, y otros tantos temas en relación a su carrera. Pero esta historia de vida aún no se ha terminado escribir,

 

Aquí parte de su historia…..

 

Fernando, tu desciendes  de emigrantes vascos afincados en Tarma, naciste en Lima el 31 de Julio de 1978… y que te encontraste?

 

-“Mi tatarabuela, Amalia Echelecu y Barinaga Berrocal de Arrieta, era una persona increíblemente dócil y afable, es lo que nos decía mi tía Flor Arias-Arrieta, al hacernos referencia de ella. Yo conservo aún fotografías “Courret” y cartas antiguas cedidas por familiares, de la época de los Presidentes, Pardo, Prado y Cáceres. En las cartas de mi familia, se aprecia buena información donde cuentan como vivían entre Tarma y Lima, ya que tenían estos un pequeño rancho en Miraflores..

 

Me encontré en la vida, con unos padres trabajadores, una madre única y buena, unos abuelos dueños de una hacienda, en especial una abuela, que como buena nieta de vascos, sabia lo que era el trabajo duro, y no solo acostumbrarse a que los peones hagan todo el esfuerzo. Ella se sacrificaba mucho para que los productos de la montaña, salieran del campo a la ciudad, junto a mi abuelo Guillermo, también gozaron de las buenas amistades y las sobremesas que eran interminables con los Landeo, Los Arias-Schreiber, Los Willshire-Carrera, más cercanos en el ámbito familiar, ya que la hermana de mi abuelo, casada con Inglés también regentaba la hacienda Chontabamba, que luego terminarían vendiendo para instalarse en el barrio de Monterrico en Lima y posteriormente en los Estados Unidos”. 61″ />

 

¿Qué anécdota o recuerdo de Tarma, te llama más?

Entre una de las tantas anécdotas que puedo contar, es la visita que realicé a la Gruta de Huagapo, cuando contaba con solo nueve años de edad. Mi padre no dudo enviarme a pasar las vacaciones en Tarma donde un amigo de infancia muy querido. De regreso le traje con la modernidad de la época, una cinta en betamax. En aquellas imágenes, hoy históricas!! Era yo un avezado caminante, dispuesto a redescubrir Tarma. Veinte años después, andar por Tarma, sigue siendo nuestra mayor satisfacción. Perdernos por la ciudad, o salir hacia el campo, es algo de valor incalculable. Mi padre se encargo de enseñarme a caminar por las campiñas, revuelto en paisajes y flores. “El conoce su tierra, perfectamente”-nos dice sonriéndose. Continua- “Mi padre, es el gran ejecutor de lo que soy. Por eso, hemos decidido trabajar algo juntos en los ratos libres, con la ayuda de amigos de maestría y doctorado, en la conceptualización de nuestro proyecto ECHELECU.org”.

 

Fernando Puente, ha dejado en claro lo siguiente: “No importa, cuantas piedras encontremos en el camino, tenemos la energía suficiente, y las ganas de hacer las cosas bien. La creatividad y la vitalidad del grupo que hemos conformado, nos brinda un abanico de posibilidades en proyectos de envergadura turística y cultural”. Recuerda también cuando jugaba en la antigua casa de los Berrocal, y a su bisabuela Maria Celia Berrocal, quien le narraba mil anécdotas que luego el confundía o simplemente olvidaba, hasta que un día la memoria le devolvió en creces, todo lo vivido.

 

Siendo estudiante universitario, por iniciativa del profesor Eduardo Dargent Chamot, fundó el Club de Gastronomía en la Facultad de Turismo y Hoteleria de una conocida Universidad Limeña. Los temas estaban avocados a la historia de la gastronomía, teniendo como invitados a personajes de la envergadura de Isabel Álvarez Novoa, Socióloga y reconocida Investigadora propietaria del Restaurante El Señorío de Sulco “Cocina Peruana” y a Blanca Chávez de “EL Rocoto”. Con éxito también organizaron el Tour Cervecero a  Palos de Moguer en San Isidro.

 

Trabaja actualmente, para la Transnacional Británica Orient Express Hotels, Trains & Cruises. “La Hoteleria es un trabajo muy entretenido y a la vez muy complejo”, nos comenta. Sin embargo, sentía que algo estaba quedando inconcluso, muchos de sus sueños, ya tenían la mira puesta en la Perla de los Andes. Su interés por la investigación histórica y la genealogía, lo llevaría a convertirse en discípulo del distinguido y apasionado investigador Rafael A. Cárdenas Santa María. A partir, de ese momento, pasa buen tiempo en compañía de Rafaco.“El fue sin duda mi mejor maestro, una fuente inagotable de experiencias sobre Tarma, no solo por el reconocimiento alcanzado nacional e internacional. Sino por el cariño innegable por Tarma, su gente, historia y costumbres” nos señala enérgico. Esto le ha ayudado a conformar en parte, lo que él proyecta en el futuro, continuar la obra de su maestro.

 

Los estudios de Post grado en la Cátedra de Pedagogía Universitaria en la Universidad de Lima, y su terca pasión por la enseñanza. Ya entre sus antepasados figura Manuel Pechú Arrieta, distinguido educador cónsul en Francia. “He roto verdades y mitos sobre mi persona, y no estoy dispuesto a venderme ante nadie, ni a ceder un milímetro, creo yo que se trata de una decencia substancial. El historiador Basadre les dejo a los jóvenes un gran legado y en mi biblioteca están varios de sus libros, pero me quedo con una frase que dice: El saber es como la riqueza. Fecundo cuando está al servicio del hombre; peligroso cuando está al servicio de sí mismo. De acuerdo con la jerarquía natural de los valores; no es el número de escuelas, ni el número de libros ni la cantidad de escritores lo que valoriza a un pueblo, sino la calidad de sus hombres y la naturaleza de su cultura, la sabiduría del corazón. Es el corazón lo que está en el centro del hombre total”.

 

No contento con ello, Fernando Puente realizó el Máster en Dirección y Gestión Turística por la Universitat d’ Alacant, Universitat Autónoma de Barcelona y Carlos III de Madrid, IUP-España. Una tesis completa sobre Tarma y el patrimonio turístico, es una de sus credenciales más fuertes. El apoyo constante de sus maestros y tutores, en especial del profesor español José Maria de Juan Alonso, docente del Instituto Ortega y Gasset, el más prestigioso de toda España, le han servido de base para construir lo que él llama una autentica vocación de servicio, traspasando fronteras, aprovechando el auge de las tecnologías de la información. 

 

¿Porque elegiste Tarma como punto de partida?

Es la tierra de mi ancestros, como ya lo dije líneas atrás. Yo les debo mucho a ellos, existo gracias a  ellos. (risas…) La identidad es algo en lo que estamos muy metidos con los partners de ECHELECU.ORG. La identidad siempre esta presente. Las personas deben entender que los aspectos espirituales e históricos son vitales en el desarrollo del ser humano. El turismo, por ejemplo es una excelente forma de forjar una identidad sólida, con principios y valores que sean sostenibles en el tiempo.

 

Nuestro entrevistado, es sobrino bisnieto de Manuel A. Odría Amoretti, hijo predilecto y máximo benefactor de Tarma. La genealogía nos lleva a la Ilustre Dama Lorenza Arrieta, madre de Dolores Pechú Arrieta, pues así, su hija Zoila Amoretti Pechú casó a su vez, con Arturo Odría, ambos padres del Presidente Manuel A. Odría Amoretti (1896-1974) y en honor a su ancestro, organizó en Tarma, una estupenda exposición fotográfica, hace unos años atrás, donde también fue invitado a dar el Discurso de Orden durante las Festividades de la Semana de la Gratitud Tarmeña. “La fotografía es algo que me fascina, desde el punto de vista histórico, se puede reconstruir diferentes etapas de una ciudad, te da una visión interesante, que la puedes complementar con otras herramientas” nos cuenta.

 

También esta vinculado al Instituto Peruano de Investigaciones Genealógicas (integrado por gente de la talla de José Agustín De la Puente, James Jensen y Paul Rizo-Patrón Boylán)  Incursionó en el Taller de Cine Documental en el Marco del 7mo Encuentro Latinoamericano de Cine-PUCP, a cargo de Javier Corcuera y Gail Dolgin, estadounidense que ganara el Gran Premio del Jurado a Mejor Documental en el Festival de Sundance y nominada al Premio Oscar por el Largometraje “Hija de Danang”.

 

Cuéntanos acerca de tu participación en el Taller de Cine Documental, ¿A qué se debe?

El documental es un género cinematográfico y televisivo, realizado sobre imágenes tomadas de la realidad. Pienso que nuestro país tiene mucho que mostrarle al mundo y que no solo la palabra escrita es suficiente. Las imágenes son importantísimas. La redacción de un guión no es nada fácil, requiere de mucha paciencia y trabajo. Tengo en mente, realizar un documental basado en la realidad de los Andes Centrales, con implicancia directa en Tarma, pero desde un punto de vista diferente, que no este marcado por lo andino solamente. Mi deseo es que refleje como ha ido evolucionando la ciudad, la gente que se integro a la sociedad y el legado que dejaron. Fíjate lo que pasó en Tarma, es un caso especial, debido a su importancia como zona estratégica debió alcanzar un desarrollo muy superior a las otras provincias de la región  pero luego esta se fue perdiendo y empolvándose en el desván. Tarma, tiene la suerte, de contar con un bagaje histórico impresionante. Sobretodo, en fotografías antiguas, referencias bibliográficas, fuente oral y bueno el entorno, conjugado en los paisajes taramas ayudan a darle un matiz muy peculiar. El documental buscará devolverle el sitial que siempre ha merecido. Espero poder realizarlo pronto y presentarlo a la gente que considere a los documentales como una misión noble por mostrar varios “espejos de la realidad”.

 

¿Cuál seria el mensaje que se debería dar a los jóvenes?

Es difícil decirles a los jóvenes, lo que es bueno o malo porque cada uno al final termina dando su propio veredicto al respecto. No obstante, el mejor consejo que les daría es el siguiente: La vida es muy corta, para estar peleando por cosas que realmente no valen la pena. Esforcémonos por darle a los demás, todo lo bueno que uno quisiera recibir”. Es decir que cuando uno hace el bien, este de por sí, se multiplica y termina involucrándote, te conviertes en alguien respetable, una persona honesta, leal consigo misma, que aporta a la comunidad y eso se traduce en el respeto a tus ideas y pensamientos.

 

 ¿Y en lo personal, el amor? ¿Cuál es el más grande sacrificio que has hecho?

Creo que ninguno. Gracias a Dios, tengo gente alrededor que me quiere y aprecia bastante. Sin embargo, siempre hay alguien, a quien uno esta dispuesto a darle los mejores momentos y el tiempo de alguna manera es ingrato con ello. Uno nunca sabe, a veces decimos de esta agua no voy a beber pero considero al trabajo como un deber máximo. He aprendido a manejar mejor mis tiempos.

 

Yo quiero mucho a mi familia, y deseo lo mejor para ellos. Somos muy unidos, con peleas como cualquiera, pero trabajamos en equipo, mis padres y mi hermano Gino. En el amor, he tenido pocas enamoradas, pero muchos romances, peleas y aventuras. Creo que al final, he podido encontrar a esa persona, pero bueno veremos que pasa y como se van dando las cosas. La amistad es el mejor punto de partida, si uno quiere construir una relación seria y duradera que se base en el amor, con cariño y respeto mutuo. Tengo la suerte, de asistir a almorzar a una infinidad de restaurantes, por el mismo trabajo que realizo y bueno en la sobremesa es donde empieza a entablar diálogo abierto con los demás. En los territorios del amor y la gastronomía surge una conexión interesante que deleita el paladar. Para suerte mía, esa  chica con la que ando comiendo aquí y allá, no es de gran apetito, por lo que el disfrute de la comida me beneficia por partida doble (risas…)

 

Finalmente, agradecerte por el tiempo concedido ¿Cómo terminarías esta entrevista?

 

No, Sergio, gracias a ti, por dejarme llegar a la gente. Quiero terminar diciéndoles lo siguiente:

 

Lima, es mi ciudad, y siempre lo será. Tarma es mi segunda casa, me siento parte de ella. Por último, saludar a la gente que esta allá, decirles que la vida no es fácil, lo sabemos, pero debemos luchar siempre por lograr nuestros objetivos, ser transparentes. Yo no me hago problemas, y si los encuentro en el camino, los resuelvo. Soy una persona muy directa, pero también soy sensible. Cada proyecto de vida merece una oportunidad. Es lo que queremos hacer, darle a la gente las herramientas que necesitan, para desarrollarse y con ello, aporten a mejorar el Perú. Decir, con orgullo que vivimos en un país, justo, solidario y democrático. No es imposible, hagámoslo realidad todos juntos con perseverancia y cariño por lo nuestro.

Anuncios