Importante evento cultural para la ciudad de Tarma

Manuel A. Odría en Imágenes II

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

ECHELECU.ORG organización que promueve el turismo y la identidad de los pueblos, está organizando en la ciudad de Tarma, el Evento Cultural denominado: “Manuel A. Odría en Imágenes II” que se llevará a cabo el día miércoles 24 de Noviembre de 2010, de 6:00 pm. a  9:30 pm. en el Centro Cultural Fortunato Cárdenas, con el auspicio de la Municipalidad Provincial de Tarma

Participarán de este Evento:

FERNANDO E. PUENTE, Máster en Dirección y Gestión Turística, Universitat d’ Alacant, Universitat Autónoma de Barcelona y Carlos III de Madrid, IUP-España. Expositor de la Universidad ESAN de Lima. Máster Bellini -Travel Institute de Massachusetts, USA- Miembro de la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia, Vencedores del 02 de mayo de 1866 y Defensores Calificados de la Patria. Genealogista e Investigador Asociado al Archivo General de la Nación. Con el tema: Origen y Linaje de los Odría en Tarma”.

HÉCTOR GUSTAVO MEZA PARRA, connotado Escritor y Poeta, destacado especialista en Literatura graduado de la Universidad Marcelino Champagnat de Lima, Profesor Conferencista de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Autor de varias publicaciones y reconocido por el Congreso de la República del Perú, por sus méritos a favor de la cultura tarmeña. El tema de su exposición será: “Odría, entre la realidad y la ficción”.

Asimismo, se exhibirá en Tarma, el Documental fotográfico: “Manuel A. Odría en Imágenes”, bajo la producción y dirección de:

Víctor R. Puente Caro, Empresario e investigador de la historia tarmeña radicado en Lima. Director Asociado de ECHELECU.ORG.

Este interesante evento cultural está dirigido a la juventud y a todos aquellos que se identifican con el Legado de Manuel A. Odría en Tarma, contará con una Declamación Infantil y la participación especial del guitarrista profesional Benito Ávila. Se premiará también, a dos figuras destacadas del turismo por su aporte al desarrollo. 

El ingreso es Libre para el Público en General. (Capacidad Limitada).

  • Estudiantes de los Colegios (Solo con el Tutor /Profesor Responsable)
  • Instituciones (Previa coordinación de espacio)

Informes a: vpuentecaro@echelecu.org; gerencia@echelecu.org. Telf. 99426-6252 / 99701-2286.

http://www.echelecu.org

 Fernando Puente, ha sido incorporado por la BSFI- Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia, Vencedores del 02 de mayo de 1866 y Defensores Calificado de la Patria, primera institución patriótica del Perú y condecorado con la Medalla Institucional, en la Ceremonia estuvieron presentes Altos Mandos del Gobierno Peruano, entre Ministro de Estado y Directores Generales de Inteligencia y de la Policía Nacional del Perú. Así, como intelectuales destacados, profesionales, historiadores, representantes de las Fuerzas Armadas (Marina de Guerra, Fuerza Aerea Nacional, y Ejercito Peruano). Con ello, se hizo Reconocimiento al Abanderado de la Patria, don Julián Berrocal y Córdova, miembro del legendario Escuadrón de Caballería Tarma. Las palabras de Fernando Puente, pronunciadas fueron: Por Dios, por mi Patria y por Tarma, Sí Juro” motivando un multitudinario aplauso por ser el integrante más joven en dicho acto quién cumplió con los requisitos exigidos de Ley, adicionando un riguroso Trabajo de investigación Histórico sobre el tema, el cual aparecerá en el 2012, en un Libro inédito como aporte a la cultura peruana y en especial a la ciudad de Tarma.

http://www.facebook.com/home.php?#!/video/video.php?v=192425710748

f

 


 

PATRIMONIO – TURISMO  

   “VIAJE AL CORAZÓN DE LOS  

    ANDES CENTRALES

 

 

 

         Por:    Fernando Puente

Máster IUP-ESPAÑA

Comentarios a: echelecu_1764@hotmail.com

          

 

“………El origen de Tarma yace en el primitivo “tarama” -quebrada donde abunda la tara-, planta originaria del lugar. Tarama, también es la cultura que habitó la región. El Reino de los Taramas, fue anexado hacia 1470 por los Incas. De la deducción del estudio de los documentos pertinentes, del análisis de acontecimientos y viajes efectuados;  todo ello cronológicamente correspondiente a los años de la conquista. Se establece que el pueblo de Tarma se fundó el 26 de julio de 1534. Poco tiempo después la jurisdicción política y geográfica del Virreinato del Perú abarcaría a las actuales repúblicas de Panamá, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Paraguay, La Argentina y el Uruguay. Muchísimos años más tarde, esta se redujo, entretanto la importancia de Tarma en la época colonial, seguiría teniendo vigencia en la vida diaria de sus habitantes”.

 

 

Tarma “La Perla de los Andes”, nombre que le diera Antonio Raimondi, aquel viajero incansable que visitó “Viscatán” la hacienda de mis tatarabuelos en 1855, se encuentra situada en la parte central del país, en el Departamento de Junín, a 3050 msnm, a solo cuatro horas y media de Lima por vía terrestre, yendo en automóvil y siete horas, si es que nos aventuramos a tomar el Ferrocarril Central construido entre los años 1870 y 1908, que ostenta  entre sus recorridos, el punto ferroviario más alto del planeta, en Ticlio a 4818 msnm. Desde allí se inicia una pendiente que llega hacia las ciudades de la Oroya dedicada a la minería y a la margen izquierda, Tarma atractivo por excelencia para el turismo rural.

 

Otra manera de acceder es, a través de la Línea Aérea Regional LC Busre que cubre la ruta Lima-Jauja, un tiempo máximo de 45 min. de vuelo hasta llegar, a la ancestral Jauja (Xauxa) para luego tomar desde ese punto, un auto que lo conduzca por la excelente carretera asfaltada con destino a Tarma, cerca de cuarenta minutos de recorrido apreciando su singular paisaje.

 

En Tarma, el Centro Histórico adquiere una formación y fundación claramente europea. El plano de la población con calles delineadas en cuadrículas, según el patrón urbanístico de la corona española, con edificios, plazas y templos católicos que nos trasladan a una verdadera muestra de arte y tradición. Aún hay mucho por hacer en el tema de cooperación internacional con este país, a pesar de la ayuda recibida, hay todavía una deuda pendiente, en lo que refiere a la restauración y cuidado del patrimonio.

 

Tarma, es una ciudad que además tiene en su historia, muchos vínculos con España. Es por esta relación directa, que muchos investigadores han escrito del pequeño pueblo adyacente de Tapo en toda la región como “La Pequeña España”.

 

Los estudios que recibí de la Madre Patria, me permitieron estar en contacto directo ó vía mail con amigos de España. Puedo señalar a José María de Juan Alonso (mí tutor de Maestría) y Lucia Suárez del IUP de Madrid. No hace mucho tiempo me tocó vivir momentos muy agradables, en particular, en el hotel donde trabajo, durante la llegada del hijo del Rey Juan Carlos De Borbón. Quien se hizo presente, para la toma de mando en Palacio de Gobierno. Ser parte del Staff de Recepción que dio la Bienvenida a su Alteza Real, el Príncipe de Asturias Felipe de Borbón, fue más que un acontecimiento grandioso en el Miraflores Park Hotel, un honor indescriptible, una labor muy cautelosa, en el sentido de concluir hasta el último detalle para que todo marchase de forma adecuada.

 

Es necesario recordar la importancia de Tarma, históricamente, fue la primera contribuyente de la Colonia. Destacan así, el Corregidor Luis de Carvajal-Vargas-Conde de Castillejo y la anécdota nobiliaria de El Marqués de la REAL CONFIANZA, escrita por el infatigable investigador tarmeño Rafael A. Cárdenas Santa María, y su exposición por el Dr. Tomás Santillana Cantella en el Instituto Ricardo Palma, narrándola como: “La Tradición que Palma no contó” donde también es miembro otro tarmeño distinguido, el Dr. José Antonio Bravo Amézaga. No obstante, Tarma alcanzó toda su importancia cuando fue cabeza de Intendencia en 1784, en la época del Virrey don Teodoro de Croix. La antropóloga Carmen Arellano Hoffmann nos introduce en su tesis sustentada en Alemania, en la Universidad de Bonn, la labor encomiable del Primer Intendente de Tarma, Juan María de Gálvez y Montes de Oca. De igual manera, valiosos fueron los servicios prestados por el Gobernador e Intendente Joseph González de Prada, abuelo del escritor Manuel González-Prada. Recordemos que Tarma, luego va a ser el primero de los pueblos que jura su independencia, el 28 de Noviembre de 1820, en Cabildo Abierto en la Plaza Mayor, firmándose el Acta por los vecinos notables como José de Arrieta, Juan Manuel De Cárdenas, Atanasio De la Canal, Ambrosio De la Parra, Tomás de Mendizábal, Toribio de Oyarzábal, José M. Santa María, José Antonio Sarria y nombrándose como Gobernador Intendente Político y Militar a don Francisco de Paula Otero, de quien su sobrino bisnieto Don Fernando Otero Hart, ex-viceministro, publicó hace algunos años atrás, una biografía impecable, con datos de gran valía para la historia de Tarma.

 

En la época republicana, no podemos dejar de lado la figura del Presidente Mariscal Ramón Castilla, como un gran demócrata por su amplio respeto a los derechos ciudadanos. Benefactor de la ciudad, empeñoso en dirigir las miradas a nuestra aislada montaña de Chanchamayo. Otro gran hombre fue Mariano de Rivero y Ustáriz (Arequipa 1798-París 1857), científico peruano, considerado en América, una de las mentes más brillantes del siglo XIX, emprendedor y viajero del Perú. Padre de la Arqueología Peruana. Diputado, Consejero de Estado y Cónsul en Bélgica. En 1846, es nombrado Prefecto del Departamento de Junín, frecuentando la ciudad de Tarma, donde estuvo vinculado a la Sociedad de Beneficencia y es quien decide la conquista definitiva de la montaña de Chanchamayo. Durante las épocas ó momentos posteriores de vida republicana, Tarma estuvo siempre presente, en las jornadas heroicas por la defensa de la Patria. Personajes como: Francisco Mendizábal, Fortunato Bermúdez, Augusto Bedoya Suárez, Julián Berrocal y Córdova de la Parra, Cecilio Limaymanta, y el hasta hoy, desconocido Francisco Pucuhuayla, entre otros. Hombres que han enaltecido el nombre de Tarma, han sido muchísimos, y es el caso del Dr. Lizardo Alzamora, por su estirpe una de las clases que han alimentado y enaltecido el Foro del Perú. El Dr. Alzamora nació en Tarma en 1858. Se recibió de Abogado en la Universidad Mayor de San Marcos. Sobrevivió a la batalla de Miraflores. Fue Presidente de la Junta Departamental de Lima; miembro del Concejo Provincial de Lima; y secretario de primera clase de la Legación del Perú en Italia en 1892. Agréguese a estos servicios, que ha sido ministro plenipotenciario y enviado extraordinario del Perú en Holanda. Ministro de Justicia, Instrucción y Culto en 1901. Su nombre ha figurado en la primera línea de quienes eran propuestos para la Presidencia de la República. En la ciudad de Lima, existe actualmente, una hermosa calle que en su honor lleva el nombre de Lizardo Alzamora. Se encuentra ubicada en el distrito residencial de San Isidro. Destaca también Don Albino Carranza y Ayarza, casado con la dama Tarmeña Doña Ernestina Aza Puch. Don Albino fue Alcalde de la Ciudad y Director de la Sociedad de Beneficencia, ocupó todos los cargos concejales. El historiador Juan Pedro Paz-Soldán, en 1917, refiere que fue hermano del fundador de EL COMERCIO, Luis Carranza y Ayarza, gestor de la obra con su socio José Antonio Miró Quesada, gran empresario panameño y sobresaliente periodista de la institución. Albino Carranza fue muy concurrente a las corridas de Toros, junto a otros tarmeños y amigos como: Pedro y Juan Carlos Arrieta y Aveitúa, Fortunato Bermúdez, Pedro Buraschi, Luis de Cárdenas, Carlos Gabaldoni, Adrián García Zapatero, Antenor O’phelan, Víctor Odría, Federico Philipps, Baldomero Puente, Santiago Rodulfo, Esteban Santa María, Arturo Arróspide, y muchos más. El Presidente Andrés A. Cáceres en sus “Memorias” lo llama, con mucho afecto, mi paisano y amigo. Es autor de monografías sobre Tarma y Chanchamayo, publicadas en el boletín de la Sociedad Geográfica.

 

Tarma es la tierra por la que tanto luchó, Don Adolfo Vienrich De la Canal, uno de los primeros estudiosos del folklore peruano. Hace algunos años atrás, recuerdo haber comprado en la Feria del Libro, dos estupendos trabajos, el primero, la reedición de “Azucenas Quechuas” del intelectual tarmeño Pedro Díaz Ortiz, Ex Decano de la Facultad de Lengua e Interpretación de la Universidad Ricardo Palma y el segundo “Adolfo Vienrich y la inclusión en la Literatura Peruana” de Gonzalo Espino. Sin olvidar, que Tarma ha alcanzado renombre en el campo literario, por ser cuna del premiado escritor y poeta de la juventud José Gálvez Barrenechea, quien la describe de una forma muy genuina y admirable. Pero Gálvez además de escritor, fue Alcalde de Tarma, Ministro Plenipotenciario, Diplomático, Presidente del Senado y Vicepresidente de la República del Perú. Con la muerte del líder del Partido Demócrata, nos referimos al Ex Presidente Nicolás De Piérola en el año de 1913, quedaron un grupo de jóvenes, entre ellos: Amadeo de Piérola (hijo de Nicolás), José Gálvez Barrenechea y José De La Riva Agüero y Osma (descendiente del 1er Presidente del Perú) quienes sumados a otros entusiastas jóvenes civilistas fundaron la agrupación política denominada “Partido Nacional Democrático”, conformado por intelectuales de la talla de Víctor Andrés Belaúnde Diez-Canseco, José De La Puente Olavegoya, Diomedes Arias-Schreiber, Carlos Alayza y Roel, Oscar Miró-Quesada De la Guerra, entre otros. Recordemos que Gálvez Barrenechea fue el encargado de dar el discurso de honor, en el sepelio apoteósico de Nicolás de Piérola, y caló este tanto en la juventud peruana, que constituyó un hito en la nueva forma de pensar de los futuros peruanos, tal y como lo atestiguan los historiadores de la época. Otro punto de referencia es el Ilustre colegio San Ramón de Tarma, el cual ha destacado por la actuación valerosa de sus integrantes y por contar con educadores de la talla del prestigioso Dr. Pedro Augusto Alayza y Paz Soldán, hermano de Luis Alayza y Paz Soldán (Alcalde de Miraflores, escritor y diplomático) y del Dr. Alberto Rivera y de Piérola (sobrino de De Piérola). Igualmente, encontramos a un protagonista de excepción, el Gral. Odría, en mi opinión el personaje más representativo de esta pintoresca ciudad enclavada en el corazón de los Andes. Manuel A. Odría Amoretti nació en Tarma en 1896 en la Casa de su tío abuelo, el Excelentísimo Cónsul Manuel Pechú Arrieta, su mayor benefactor. Odría se forjó una carrera militar que con los años, lo llevaría a lograr la Presidencia de la República en 1950. Sí algo dejó este valiente hombre al Perú, fueron sus obras y Tarma, no fue ajena a ello, alcanzando un gran esplendor durante su periodo gubernamental. Siempre demostró un cariño inmenso por la tierra que lo vio nacer y acogió también, a sus connotados y valerosos ancestros. Odría pasó sus últimos años en el barrio miraflorino de San Antonio. Solía descansar en el Parque Tradiciones, a pocas cuadras de mi casa en Miraflores y tomaba desayuno en el clásico Café-Suisse “La Tiendecita Blanca”. Murió el 18 de febrero de 1974. Sus restos reposan en el Mausoleo Odría en la Catedral Santa Ana de Tarma. Miraflores y Tarma, siempre han tenido una buena armonía. Tengo entendido que la relación de intercambio cultural y gestión suscrita por ambas municipalidades, esta dando resultados muy positivos. “El Perú en Miraflores” con la participación tarmeña en este ejemplar distrito ha estrechado aún más los lazos de hermandad. En la edición del mes de Agosto del año pasado de la Revista Miraflores, encontré un articulo titulado: “Parque Miraflores en Tarma” y se daba detalle de la visita del Alcalde Fernando Andrade Carmona para su inauguración, declarado por el pueblo tarmeño con huésped ilustre. Hace pocas semanas se realizó EXPOTOUR en el Parque Kennedy, con buena recepción de la ciudadanía y turistas extranjeros que visitan la ciudad como punto obligado.

 

T U R I S M O .-

 

TARMA, trae consigo un hermoso cielo azul, privilegiado clima, con bellos paisajes y campiñas se convierte en un verdadero paraíso para el descanso y la practica del turismo cultural. En la actualidad, Tarma nos sorprende gratamente, con su excelente oferta hotelera, además del Hotel Los Portales, una de las mejores infraestructuras hoteleras del país, están la Hacienda Colonial Santa María, lugar que guarda mucho de la historia del pueblo tarmeño, espléndidamente administrada por sus propietarios Delia Velarde Buraschi y su esposo Ernesto Bustamante. Otro punto de referencia es la Hacienda La Florida, un encantador lugar de descanso y recreación, que perteneciera al prócer Francisco de Paula Otero, hoy, en manos de la familia D’afieno-Kreiner, propietarios del inmueble. También encontramos en Muruhuay el Aubergue Normandie, con muy buenas instalaciones. Nuevos proyectos hoteleros inaugurados y gestándose a futuro, caso Los Balcones, Tarama Hostel Accommodation, entre otros.

 

Todos estos lugares tienen la particularidad de que han sido transformados, en alojamientos con identidad. Recordemos que tres de los escritores peruanos más laureados en el mundo entero, han visitado Tarma. Mario Vargas Llosa es uno de ellos, otros intentaron explicar con sus propias palabras los sentimientos que esta ciudad les provocaba tal es el caso de Alfredo Bryce Echenique a través del viaje en “Esta es mi tierra” documental producido por Televisión Española, donde Bryce se vuelve a encontrar con algunos paisajes tarmeños de su infancia. De otro lado, el escritor Julio Ramón Ribeyro con su obra máxima “Silvio en el Rosedal”, donde la Hacienda la Florida conformó el escenario perfecto para sus episodios. Sin duda, la ciudad de Tarma, ofrece en el presente siglo, a todos los visitantes nacionales y extranjeros la magnifica oportunidad de visitar no solo La Catedral de Santa Ana y El Señor de la Cárcel, donde verán la imagen de Santa Victoria como agradecimiento del Papa Pío IX al Pueblo Tarmeño. Sino ser también, testigo in situ, de la religiosidad en Semana Santa, con la originalidad en la confección de Alfombras y Arcos Florales, donde participan las principales comunidades aledañas. A Tarma, se le conoce también como “La Ciudad de Las Flores”, ostentando el primer lugar como productor en el país. Este acontecimiento de las Alfombras Florales solo es comparable con la majestuosidad de la fiesta de Sevilla en España. Vibremos de emoción y júbilo mientras nos adentramos en una de las rutas devocionales más importantes de América, nos referimos a La Peregrinación al Santuario del Señor de Muruhuay. En esta localidad, encontraremos el Taller de pintura “La Wayunka”, de los hermanos Gustavo y Ronald Puente Avellaneda, en donde también se brinda alimentación y alojamiento para viajeros. Valga la aclaración, genealógicamente no me une a ellos, más que la buenísima amistad cultivada a través de mi padre con estos maestros del Arte, con exposiciones y colectivos en los Estados Unidos y Europa.

 

Durante nuestra estancia en Tarma, no podremos dejar de lado, la comida de los andes, pues la gastronomía en la cultura andina, siempre ha estado relacionada con el culto a la naturaleza, el mejor ejemplo es el festín terrenal de la Pachamanca Tarmeña, uno de los mayores símbolos de la gastronomía peruana, así, un dato de trascendencia, es que la Papa ó patata se cultivaba en el pueblo Huasahuasi, desde tiempos de la colonia ya se exportaba a distintos lugares, la Papa se daría luego a conocer al mundo entero, y constituye uno de los principales aportes a la gastronomía mundial, un sello de identidad que podría generar mayores recursos, Huasahuasi cuenta también con el Campeonato Nacional de Ciclismo, con la participación de ciclistas nacionales y extranjeros invitados para esta competencia, realzando su turismo de aventura.

 

Que mejor forma de conocer la identidad cultural de Tarma, que visitando el Museo Local, para luego partir en un pequeño recorrido hacia el Centro Arqueológico de Tarmatambo, donde encontraremos algunos de los tramos del Camino Inca mejor conservados en el Perú. Esta gran ruta inca, que en su conjunto alcanza a varios países, esta próxima a declararse patrimonio de la humanidad, cerca encontramos “Pintash Machay”, lo que es considerado por muchos estudiosos, como el Santuario Rupestre más grande del Mundo, atractivo turístico adyacente al Pueblo de Huaricolca, como anotación importante destacamos que TARMA, cuenta a la fecha con más de 600 monumentos arqueológicos aún para la puesta en valor. Un lugar, que de todas maneras debe ser visitado es la Reserva Nacional de Junín, ubicada en los Andes Centrales, donde yace El Lago Junín, uno de los más altos del planeta, con apariencia y pretensiones de mar. Es un paraíso para los observadores de aves. Luego uno puede enrumbar hacia San Pedro de Cajas, para entablar contacto directo con los Artesanos Textiles, reconocidos en el ámbito mundial por sus tapices y telares, y continuando con el viaje, uno puede aventurarse a descubrir los interiores de Huagapo, una de las grutas más profundas del Mundo, descubierta por Joseph Lecoven, científico naturalista francés, en tiempos de la colonia. La gruta es recorrida por un río subterráneo de aguas cristalinas, dentro existen estalactitas y estalagmitas realmente impresionantes. Recomiendo buscar a Modesto Castro, buen amigo y guía excepcional de este impresionante atractivo. El website con alcance mundial http://www.palcamayo.org tiene valiosa información y es fuente de consulta imprescindible, donde gentilmente publicaron un ensayo mío sobre Huagapo que ha sido visitada también por exploradores Franceses, Ingleses y Polacos, también por peruanos como el Dr. Cesar Morales Arnao, mi profesor en la Facultad de Turismo de la Universidad y por Carlos Morales-Bermúdez Lámparo, Presidente de la Sociedad de Geología del Perú, quien ha recorrido más de 2500 metros de profundidad. Por arte de magia, un patrimonio desconocido en el Mundo, y que encierra una aventura fascinante llamado “El Cañón de Ushto”, poco inusual para los viajeros feroces, representa en sí, un atractivo de gran valor aún por difundir. Por allí paso la expedición libertadora del Gral. Juan Álvarez de Arenales, hace más de ciento setenta años, una hazaña en aquella época.

 

De los iniciadores del turismo, tenemos como gran ejemplo, la labor realizada por José G. Otero (1870-1950), Decano del Turismo Nacional, quien le obsequió a su gente, “Tarma, Ciudad de los Árboles” un libro, de una calidad loable, con la mejor información sobre los atractivos turísticos, lo mismo hizo el historiador Rafael A. Cárdenas Santa María (1931), quien ratificó lo anterior, con una guía turística, que años más tarde, un extracto de la misma, seria publicada por Lonely Planet, el libro del viajero, más popular, en todo el globo terráqueo, y en  la prestigiosa The Rough Guides, este señor con discapacidad, realizó un viaje, creíblemente, imaginario, para muchos, pero real, a la hora de describir con exactitud cada rincón del terruño que también, acogió a sus ancestros. Rafaco, como lo conocemos lleva sobre sus hombros por tradición familiar el peso histórico de Tarma. Quiso el destino que nuestras familias se conocieran desde los albores de la Independencia y quiso también la vida que yo lo conociera en la calidez de su hogar, entre libros, manuscritos y fotografías. Con su laptop en mano, fax, celular y cuanto aparato electrónico pudiese adquirir para simplificar y mejorar los procesos de la vida cotidiana.

 

La realidad histórica de Tarma, ha tenido siempre una fuerte implicancia en el contexto nacional, todos los que amamos a esta hermosa ciudad, tenemos una obligatoriedad en reivindicar sus valores históricos-patrimoniales y darlos a conocer al mundo para el beneficio de sus habitantes. Dotes de humanidad, y buenos ejemplos, nos sobran tenemos al gran medico tarmeño Hugo Pesce, de quien recientemente se presentó en el mes de mayo, con la anuencia de las más prestigiosas personalidades académicas en el Auditorio Pedro Weis del colegio Médico del Perú. El libro homenaje “Hugo Pesce: Pensamiento Médico y Filosófico”, haciendo justicia a toda una trayectoria al servicio de la Nación. Otro grande de corazón, digno de ejemplo de vida fue el Reverendo Padre Franciscano Carlos Cantella Salaverry, OFM. Tal y como lo manifiesta el reconocido historiador Dr. Alejandro Palomino Vega (Universidad Católica del Perú), estamos frente a “una ciudad con tradición histórica” teniendo como base su herencia patrimonial como defensa para su desarrollo.

 

En la rigurosidad de las conversaciones sostenidas con historiadores e investigadores, surgió siempre la pregunta ¿Cuántos quieren realmente a Tarma?. La respuesta fue predecible, todos levantan la mano para responder de manera afirmativa. “Sí, yo quiero a Tarma”. Sin embargo, lo cuestionable es ¿Y si tú quieres a Tarma, qué has hecho por ella?. Analicemos, hagamos una reflexión al respecto. La respuesta es fácil, comprometámonos a fomentar en nuestra sociedad valores como: transparencia, equidad, justicia, solidaridad, respeto, lealtad, responsabilidad, comunicación efectiva, productividad, y creatividad. Solo así saldremos adelante. En este marco, también pueden colaborar las empresas en general, con el tema de la responsabilidad social, a manera de contribuir con la gobernabilidad democrática en Tarma.

 

Finalmente, construyamos todos una ciudad moderna, sin olvidar de cuidar lo más importante, su gran legado cultural, es lo que todos queremos, a favor de TARMA, ¿Y usted que piensa?….

 


 

 

  PATRIMONIO – CULTURA  

   LA VERDADERA GRATITUD TARMEÑA

 

 

 

 

Escrito por:  Fernando Puente

Comentarios a: echelecu_1764@hotmail.com

         

Al empezar este artículo, pienso por un instante, lo que dijera mi abuelo Blas cuando yo todavía era muy pequeño, y que solo analicé después cuando él ya estaba en buen puerto. Cuando améis no debéis decir: “Dios está en mi corazón”, sino más bien: “Yo estoy en el corazón de Dios”, luego supe que estas palabras provenían de Kahlil Gibrán. Aquí en Lima, en modo pícaro, las veces que mi abuelo nos visitaba, decía: “Yo estoy en el corazón de los Andes, mi corazón esta allí”. Las personas se van, pero las enseñanzas quedan, es la mejor lección que podemos aprender. A la distancia, mi gentilísimo y divertido tío Blas Puente-Baldoceda, (homónimo de mi abuelo) reconocido Catedrático en los Estados Unidos, en Northen Kentucky University, creo que diría lo mismo que él. Uno lleva siempre a Tarma en su corazón, tal y como lo hizo Manuel A. Odría, el tío Manolo, como lo llamarán varias tías abuelas por parte de madre.

 

La visita que realicé a Tarma, a finales del año pasado, fue primero, a solicitud expresa de la Comisión Odríista para pronunciar el discurso de orden en el Día de la Gratitud Tarmeña, un alto honor, como familiar en rama colateral de Dolores Pechú Arrieta, madre de Zoila Amoretti Pechú casada a su vez, con Arturo Odría, ambos padres del Presidente Manuel A. Odría Amoretti (1896-1974). Pues arribamos a la ciudad de Tarma, el sábado 25 de noviembre, y fuimos escoltados por una Unidad de Patrullaje hasta llegar a la Hacienda Santa María, luego de un reparador desayuno, nos dirigimos a la Plaza de Armas, con el fin de empezar un pequeño recorrido por las calles de antaño, mi padre quien es un gran conocedor de su añorada tierra, me hizo referencia física de la Casa Solariega de Amalia Echelecu y Barinaga de Arrieta, bisabuela de mi madre, la Casa Solariega estaba localizada en la Calle Arequipa, antigua calle de Mercaderes, como figura en uno de los libros del historiador PAZ-SOLDÁN, pero ya prácticamente no existe, aunque yo tengo aún en la mente, grabado las dos figuras de “La Madre Patria” talladas en la señorial puerta principal. Así, lo recuerda también, el profesor Julián Loja Alania, a quien visité años atrás y con el cual sostuve una amena practica sobre aspectos históricos culturales y turísticos de Tarma.

 

El domingo 26, asistimos a la misa que se realizó en la Catedral Santa Ana de Tarma. Luego partimos al Parque Manuel A. Odría, llevando la bandera nacional, escoltados por muchísima gente, que miraba curiosa, y que se unía de a pocos. Una vez instalados en el recinto, y después de escuchar los actos protocolares de la Ceremonia, fui llamado a dar las palabras alusivas a Odría, debo confesar que yo había preparado un discurso de seis paginas. Sin embargo, por recomendación de mi socio principal y amigo de infancia, Cesar Seminario, decidí acortarlo. Este me hizo ver que la mejor forma de llegar a la gente era hablarles sin papel alguno, dejar un poco la pomposidad y dirigirme a los presentes, como mi tío bisabuelo lo hubiera hecho, CON GRATITUD a la gente que siempre lo recuerda, porque MIENTRAS SE LE RECUERDE, NO MORIRÁ.

  

Al día siguiente, mis  padres recibieron en representación mía, el Diploma y la Medalla de la Orden Héroe Cecilio Limaymanta, en el grado “Ciudad de Tarma”. Yo estuve avocado de lleno, junto a mi buen amigo Sergio Rojas Baldeón en la supervisión de la Exposición Fotográfica “Manuel A. Odría en Imágenes” en la Biblioteca Adolfo Vienrich, espacio gestionado por el Instituto Nacional de Cultura- INC TARMA ante las autoridades respectivas. Como Miembro-Fundador de ECHELECU Andes Asociación, resalto que esta es una organización no gubernamental sin fines de lucro que promueve distintas actividades en pro de la cultura y el turismo. Particularmente, me interesaba mucho que este evento cultural llegará a los más jóvenes y así se hizo. Esta muestra contó además, con la cobertura de la prensa escrita y la televisión local, a quienes desde esta tribuna agradezco. La exposición tuvo muy buena acogida de la población, sobre todo de los niños y la juventud de Tarma. Por citar un caso, conocí al pequeño Víctor Quispe, quien visitó con mucho entusiasmo la muestra. Le prometí un cuadro enmarcado con la fotografía de Odría. No lo he olvidado, espero hacerle entrega la última semana de Abril. Un abrazo, Víctor y gracias por demostrarme que los niños en Tarma, tienen altas cualidades para sobresalir y destacar.  

 

No puedo pasar por alto que durante nuestra estadía en Tarma, mi familia y yo tuvimos la suerte de disfrutar en la Hacienda Santa María, de la acogedora hospitalidad de sus dueños Delia y Ernesto, buenos amigos, estupendos anfitriones y magnificas personas. Además de grandes promotores del desarrollo turístico de Tarma. También tuve a bien reunirme personalmente, en un desayuno de camaradería con el Dr. Pedro Abel Baldeón Pantoja, quien fuera tres veces Alcalde de la Ciudad, amigo del Ex-Presidente de la República Gral. Manuel A. Odría, un hombre de mucha valía para la ciudad, y que deja inculcado en sus descendientes mucha honestidad, trabajo, respeto y cariño por Tarma. Quiero también,  destacar como justo reconocimiento a un intelectual tarmeño, porque así lo considero, me refiero al Maestro José Castillo Nieva, investigador, periodista e incansable crítico de los aciertos y errores de una sociedad que lucha día a día por salir adelante, bien por eso. En los días que pasaron, también, conocí al representante del Gobierno de Junín, Subgerente Regional Carlos Tapia, a su esposa Pilar Cantella y a sus niños, a simple vista, me percaté de qué estaba ante una persona muy capaz, competente y trabajadora. Le deseo la mejor de las suertes.

 

Tengo grandes esperanzas de que Tarma, se proyecte hacia una nueva etapa de cambios, aspiro a una ciudad moderna que sin dejar de lado la tradición histórica, cimiente el desarrollo de sus habitantes. Es nuestro deber, respaldar y apoyar las gestiones positivas que se den en el Nuevo Gobierno Municipal. Una nueva posición crítica y constructiva con respecto a las prácticas democráticas es la que todos debemos asumir. Trabajemos por Tarma, todos tenemos buenas ideas que nos rondan por la mente, hagamos que se trasluzcan en beneficio de todos.

 

No me quiero referir a los grandes problemas que aquejan a la ciudad, todos los conocemos, lo que sí, hago un llamado a sus nuevas autoridades municipales, a que no olviden lo que prometieron en la contienda electoral, confió plenamente en que el Nuevo Alcalde Luis Morales Nieva, tiene las mejores intenciones de encaminar a Tarma, y a sus ciudadanos a condiciones favorables para el acceso equitativo a la salud, educación y trabajo. Sé que le espera una ardua labor, y felicito su valentía en asumir tamaño reto, desde ya estoy dispuesto a colaborar en lo que a mi especialidad refiere, desde donde me encuentre. No tengo mayor interés político, sino buscar conjuntamente, el bienestar de Tarma y de su gente.

 

Me hubiera gustado mucho que mi hermano Gino, nos acompañe en esta labor cultural de difusión en Tarma, aunque digamos que el gran artífice virtual, sin duda alguna fue él. Debido a sus complicados horarios, no pudo estar físicamente, pero sí monitoreo todos mis pasos desde su PDA. Los tiempos han cambiado y ya no somos los críos de antes, ahora tomamos decisiones y lideramos personas, y a pesar de nuestra juventud e ímpetu, queremos lo mejor para nuestro país, y en especial para la tierra de nuestros ancestros.

 

EN EL PLANO TURÍSTICO, hice nuevos amigos como José Luis Orihuela, a quien solo conocía por su aparición en la Revista VIAJEROS, y el trabajo especializado de guía junto a Rafo León y Sonaly Tuesta (Costumbres). Así, José Luis tuvo la gentileza de guiarnos en tour privado por los alrededores de Tarma, donde los presentes comprobamos sus amplios conocimientos sobre la Cultura TARAMA. Estando en Tarma, me sentí prácticamente en casa, fue despejándose de a pocos, como un viaje familiar en el incesante día a día que nos toca vivir. Es necesario recordar que el año que paso, gracias a su inclusión como parte del Perú Travel Mart. Tarma ha dado un paso agigantado en lo que turismo se refiere. Para conocimiento del público lector, la magnitud de este tipo de eventos no hizo otra cosa que enmarcarnos en el circuito turístico mundial, con video documental y todo.

 

A mis 28 años de edad, el panorama va cambiando, aquel mozalbete que solía sacar de sus casillas a sus padres, es decir, completamente fuera del marco de lo que generalmente se entiende por “joven promesa”, dio media vuelta y volcó en un giro de 360º grados. En el auto ejercicio de una critica constante, la vida me ha cambiado, desde entonces.  Deliberadamente, mi tesis de maestría se tituló: “TARMA, Valoración Histórico-Cultural del Patrimonio Turístico de la Perla de los Andes”. Algunos ejemplares han sido donados a la Biblioteca Adolfo Vienrich, El Centenario Colegio San Ramón de Tarma, donde estudió mi padre, el Instituto Nacional de Cultura, y para Santa María Hacienda-Hospedaje. El objetivo principal recae en difundir y revalorar el enorme potencial con que cuenta este lugar, me indigna como a muchos, la indiferencia y los intereses particulares que han dejado pasar valiosísimas oportunidades. Sin embargo, el optimismo me abruma cuando escribo y expongo sobre Tarma. La educación es fundamental para el progreso y es allí donde se debe poner mayor énfasis, en la construcción de guías metodológicas y compilatorias sobre la historia de los pueblos. Construyamos todos una verdadera identidad tarmeña, que se traduzca en una sólida gratitud de sus hijos para con su pueblo, digna de recuerdo y celebración.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.